Un estudio de la Universidad de Londres ha revelado una relación entre el consumo regular de fritos, grasas y azúcares con la depresión. Los investigadores sostienen que existe hasta un 58% más de riesgo de sufrir esta enfermedad que aquellas personas que basan su dieta en una alimentación equilibrada (frutas, verduras, pescado).

En una alimentación sana, la clave de la buena salud está en los antioxidantes de las frutas y verduras y en los ácidos poliinsaturados del pescado, que protegen las membranas neuronales del cerebro, beneficio que no acurre cuando la dieta se basa en la comida basura, sostienen los científicos.

Los estudiosos también refieren que aún es necesario realizar más investigaciones para establecer de mejor manera la relación comida-depresión; pero, por el momento, hacer un paréntesis para analizar qué comemos y cuáles pueden ser las consecuencias de una mala alimentación en nuestra salud, ya corre por nuestra cuenta.

Elije bien los productos que irán en tu alacena, inclínate por las verduras, frutas y carnes magras, sin olvidar los potenciales beneficios de una correcta hidratación.

Category
Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.