Un estudio publicado en el Congreso de la Unión Internacional de Medicina Estética, celebrado en Roma, plantea un nuevo tratamiento para terminar con las estrías (atrofias cutáneas en forma de líneas sinuosas de color blanquecino o amoratadas que localizadas en el tejido conjuntivo se observa por transparencia a través de la epidermis).

Un grupo de científicos italianos consiguieron desarrollar una nueva técnica para tratar de eliminarlas. La biodermogénesis, es el tratamiento esperanzador para quienes sufrimos de estrías.

Hasta el momento, la cirugía plástica es el único tratamiento que lograría eliminar las estrías de una forma radical, aunque otros se arriesgan a la dermoabrasión (que puede provocar hiperpigmentación o cicatrices), peelings o láser fraccionado no ablativo, que es muy doloroso y puede producir un poco de inflamación.

Pero a diferencia de estas técnicas, la nueva terapia “es mínimamente invasiva, no produce dolor, no deja señales ni tampoco tiene efectos secundarios”, sostiene el estudio.

El estudio, realizado con más de 2.000 personas y dirigido por Pier Antonio Bacci, profesor de cirugía estética de la Universidad de Padua (Italia) no ha reportado complicaciones en sus dos años de investigación.

“Un 80% de los participantes se mostró satisfecho con los resultados y experimentó una reducción del tamaño de la estría. Ya desde la quinta sesión, pudimos observar diferencias”, puntualizó Bacci.

“También analizamos muestras de biopsias, concluyendo así que con la biodermogénesis aumentaba la vascularización de la zona y se incrementaba la cantidad de colágeno y agua”, añadió el estudioso.

Sin embargo, y a pesar de los buenos resultados, los expertos insisten en la necesidad de más trabajos científicos que avalen el procedimiento.

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.