(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

La Organización Mundial de la Salud (OMS), nos recomienda que no se debe exceder los 2400 mg de sodio en la dieta diaria; pero muchas veces ponemos en riesgo nuestra salud ignorando estas advertencias.

Debemos tener en cuenta que la principal fuente de sodio de la dieta es la sal de mesa, compuesta en un 40% de sodio, sin embargo, algunos alimentos tienen dosis extras de este mineral.

Si hablamos del jamón serrano, los fiambres y los embutidos, estos pueden alcanzar los 2,5 gramos de sodio por cada 100 gramos, lo cual supera la recomendación de ingesta total de sodio por día. Por otro lado, los quesos, los aderezos, la manteca o la margarina, también son grandes fuentes de sodio que van desde los 200mg% hasta los 700mg% en el caso de las mantecas.

A este entender, si analizamos la cantidad de sodio que consumimos con éstos alimentos, más lo de las conservas, los snacks comerciales y el que se encuentra en las frutas y verduras, está claro que superamos ampliamente la cantidad recomendada por la OMS.

Por ello, es importante moderar el consumo de estos alimentos para no exceder la cantidad de ingesta de la sal.

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *