(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Según la revista Science, los investigadores de la Iniciativa Internacional para la Vacuna contra el Sida (IAVI), el Instituto Scripps de Investigaciones y dos empresas biotecnológicas, informaron sobre el descubrimiento de dos anticuerpos que muestran una vulnerabilidad en el virus del Sida, lo cual podría conducir a la a la producción de otros anticuerpos y la creación de una vacuna contra la enfermedad.

Estos anticuerpos, conocidos como PG9 y PG16, fueron descubiertos en muestras de sangre suministradas por 1.800 voluntarios infectados con el virus en centros clínicos de IAVI en siete países al sur del Sahara, así como en Tailandia, Australia, Reino Unido y EE UU.

Dichas muestras fueron enviadas a laboratorios de IAVI y del Instituto Scripps en Nueva York, donde los científicos centraron la búsqueda de anticuerpos que tuvieran capacidad de bloquear la infección. Para ello desarrollaron una nueva prueba especializada identificada como “ensayo de microneutralización”.

“Esa prueba ha abierto nuevas vías para el estudio de otros donantes que tengan anticuerpos similares“, señaló Christos Petropoulos, vicepresidente de investigación de virología de Monogram Biosciences (una de las empresas que participó en el estudio).

El estudio asegura que los anticuerpos hallados atacan una región viral del VIH que infecta las células y que contiene glicoproteínas que han evolucionado para neutralizar un ataque inmunológico. El ataque de ambos anticuerpos se centra en regiones virales que no se han modificado, lo que explicaría su amplia capacidad de neutralización del virus.

Por su parte, el profesor de inmunología del Instituto Scripps, Dennis Burton, manifestó: “Estos nuevos anticuerpos son más potentes que otros descritos hasta la fecha. Al tiempo que mantienen una amplia efectividad, atacan un punto nuevo y potencialmente más accesible del VIH, lo que facilitaría el desarrollo de una vacuna. Ahora es posible que tengamos mayores probabilidades de desarrollar una vacuna que aproveche la capacidad de neutralización de los anticuerpos”.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud el Sida es una de las epidemias más letales de la historia y se calcula que se ha cobrado la vida de más de 25 millones de personas desde que la enfermedad fue reconocida en 1981.

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *