A las ya conocidas propiedades benéficas de las bananas o de los plátanos para el organismo (aliado del sistema gástrico, que previene la aparición de úlceras, acidez y gastritis y protege la mucosa intestinal), se ha sumado una muy importante. Según un estudio, este fruto podría ayudar a luchar contra el sida.

Un equipo de la Universidad de Michigan ha descubierto que la lectina, un componente de las bananas, es tan potente contra el VIH como dos de las drogas que se usan actualmente para frenarlo.

Los investigadores sostienen que esta sustancia podría ayudar a controlar las infecciones por vía sexual. Aunque el condón sigue siendo un sistema preventivo muy eficaz, para muchas mujeres sería un triunfo contar con una sustancia que frenara la infección por vía vaginal y anal.

Además, este fruto tiene propiedades astringentes, así que pueden tomarse para frenar las diarreas menos severas y paradójicamente, por su riqueza en fibra soluble, también ayuda a combatir el estreñimiento. También ayuda a combatir la depresión, los infartos, la anemia y el síndrome premenstrual.

Por otro lado, su alto contenido en potasio ayuda a luchar contra la retención de líquidos por lo que son de lo más recomendables en caso de padecer hipertensión o gota. Los plátanos y bananas también tienen buenas proporciones de vitamina A, b, C, E, fósforo, ácido fólico, hierro y peptina, entre otros nutrientes.

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.