Un equipo de la Universidad McMaster (Canadá) ha descubierto una nueva vía por la cual el virus del VIH penetra en el organismo femenino.

Los investigadores han observado el virus se las ingenia por sí solo para debilitar a las células epiteliales (encargadas de formar una barrera para impedir la entrada de organismos extraños) y pasar al interior del cuerpo.

“Se trata de la primera vez que se demuestra que el VIH ataca directamente las funciones de esta puerta de entrada“, afirma Charu Laushic, profesora de terapia génica y coordinadora de este trabajo, publicado en la revista ‘Plos Pathogens’.

“El descubrimiento puede suponer un paso importante a la hora de desarrollar vacunas y microbicidas, los retos pendientes en la lucha contra la pandemia de sida. En vez de centrarse en atacar las células donde se resguarda el VIH, las que están bajo el epitelio, habría que centrarse en las propias células epiteliales, que es el primer contacto del virus con el organismo”, explica Laushic.

En el estudio, los científicos aislaron en el laboratorio células epiteliales del tejido del útero extraídas durante una histerectomía. Al exponerlas al VIH observaron que, al cabo de dos horas, la resistencia que presentaban ante el virus ya había disminuido un poco y a las 24 horas el patógeno tenía prácticamente ‘vía libre’ para entrar en el tracto genital, pues la mucosa presentaba una rotura.

“Esta rotura parece deberse a factores inflamatorios que producen las propias células en respuesta al VIH. Ante la presencia del virus, éstas tratan de defenderse mediante una inflamación, que va destruyendo las uniones entre ellas y abriendo hueco al virus“, señalan.

Aunque muchos otros virus y bacterias han demostrado su capacidad para comprometer la integridad de la barrera epitelial, hasta ahora ningún trabajo había examinado el efecto directo del VIH sobre esta mucosa.

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.