El sistema linfático es el encargado de regular la cantidad de líquido del organismo, drenándolo cuando es necesario.

Causas de la retención de líquidos

En ocasiones existen factores internos en nuestro propio organismo o externos, como factores ambientales, que hacen que se descontrole esta función y, este desajuste, provoque un aumento de los líquidos en nuestro cuerpo, lo que se denomina retención de líquidos y que suele mostrarse mediante edema o hinchazón en zonas como el vientre, los tobillos, las piernas o las manos. Además de tratarse de algo antiestético es perjudicial para nuestra salud y debemos intentar contrarrestarlo para evitar que nos lleve a problemas mayores.

Este fenómeno de retención de líquidos puede deberse por ejemplo a un desajuste en nuestro consumo de sal. Este hecho provoca que el corazón tenga que trabajar más y a la larga puede causar hipertensión, además de que los riñones han de trabajar más y no logran depurar y hacer el que el cuerpo elimine los líquidos sobrantes. En lugar de sal es aconsejable el uso de otras especias como la pimienta o la albahaca, y además es muy aconsejable beber abundante agua durante el día. De esta forma nuestro organismo podrá eliminar las toxinas más fácilmente, como nos indican en los laboratorios Homeolab especializados en medicina homeopática, muy útil a la hora de ayudar a nuestro cuerpo a que funcione correctamente sin medicamentos de ningún tipo autorregulándose gracias a sustancias totalmente naturales. Se ha demostrado clínicamente que la homeopatía para retención de líquidos es recomendable frente a otro tipo de tratamientos médicos con fármacos no naturales.

Cómo acabar con la retención

verano retencion liquidos

Pero si queremos acabar con la retención de líquidos también podemos dedicar un poco de tiempo a alguna actividad física suave como caminar, ya que al hacerlo ponemos en movimiento todo nuestro organismo y le ayudamos a eliminar todo lo que no necesita. Determinados masajes con efecto drenante tienen también un efecto altamente positivo en la eliminación de toxinas y la supresión de la hinchazón producida por los edemas.

En cuanto a la alimentación es recomendable ingerir determinados alimentos, especialmente verduras, que contribuyen al proceso de eliminación de líquidos, como pueden ser el apio, los espárragos, la alcachofa, la berenjena o la cebolla. Pero no sólo las verduras ayudan a nuestro organismo, ya que se ha demostrado que frutas como la piña o el pomelo son altamente beneficiosas para aquellas personas que sufren retención de líquidos, además de contener un alto índice de vitamina C.

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.