La agencia estadounidense del medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) ha decidido reforzar el proceso para aprobar nuevos dispositivos destinados a mejorar el uso de tratamiento por radioterapia, método que salva la vida de miles de personas con cáncer.

Según el ‘The New York Times’, el citado organismo ha decidido endurecer los requisitos de aprobación con el objeto de combatir algunos errores en su uso, como por ejemplo las dosis incorrectas (muy altas o bajas) que en ocasiones reciben algunos enfermos oncológicos.

“La mayoría de los errores, un 74%, involucra a los aceleradores lineales (los aparatos que administran la radiación en la zona afectada) y las máquinas controladas por ordenador, que generan los potentes haces de radiación que destruyen las células cancerígenas. Los problemas con el ‘software’ informático son los que más se citaron como causa“, explica el artículo aparecido en ‘NYT’.

Además, la agencia estadounidense también ha anunciado que va a organizar un grupo de trabajo sobre los aceleradores lineares, los planes de radioterapia y las herramientas auxiliares.

Category
Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.