La enfermedad de Kawasaki es definida por los especialistas como un trastorno inflamatorio, que afecta, entre otros tejidos, a las mucosas, a los ganglios linfáticos y también a las paredes de los vasos sanguíneos. De hecho, se trata de la primera causa de cardiopatías no congénitas en los niños.

Investigadores de Australia, Holanda, Reino Unido y EEUU, decidieron centrarse en el genoma completo de casi 900 niños afectados con la enfermedad en busca de algunos errores genéticos que puedan explicar el origen de esta enfermedad. El síndrome de Kawasaki afecta a uno de cada 150 pequeños en Japón, la zona del mundo con mayor incidencia de casos.

Los análisis permitieron identificar 40 polimorfismos de un solo nucleótido (el fallo genético más pequeño) relacionados con funciones cardiovasculares e inflamatorias clave. De hecho, explican, estas pequeñas mutaciones están localizadas en genes que se consideran posibles candidatos del origen del Kawasaki.

Los expertos insisten en la importancia de diagnosticar y tratar a tiempo este mal para prevenir las complicaciones cardiovasculares en los niños. Sin embargo, a pesar del tratamiento con gammaglobulina y aspirina, casi un 5%-10% de los pacientes sigue teniendo problemas en las coronarias, que pueden llegar incluso a causarles un aneurisma e incluso un ataque al corazón antes de cumplir los cinco años. En el caso de los no tratados, el 25% puede llegar a sufrir daños irreversibles en las coronarias.

Category
Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.