Las verrugas son causadas por un virus llamado papiloma, que aunque no es demasiado contagioso se puede adquirir simplemente al entrar en contacto con una superficie afectada por él o tocar a personas que lo tienen en su piel.

Sin embargo, las verrugas no siempre aparecen en todos los casos en los que entramos en contacto con el virus, pues existen muchos parámetros que determinan el grado de contagio y de infección.

La edad es uno de ellos, ya que normalmente suelen afectar más a la gente mayor, la salud de nuestro sistema inmune, también entra a tallar, pues cuanto más potente sea nuestro sistema inmunológico menores posibilidades habrán de infectarnos. Tener heridas en la piel o afecciones cutáneas previas, al igual que ciertos factores genéticos, también influyen a la hora de contagiarnos de verrugas.

Frente a este problema, existen infinidad de tratamientos, algunos de los más usados son las cremas y soluciones que se aplican sobre la piel y hacen que la piel se vaya despellejando hasta eliminar por completo la verruga. Otros en cambio están destinados a reforzar las defensas y conseguir acabar con el virus desde dentro. Aunque para casos extremos se recurre a la cirugía.

Es importante acudir al dermatólogo para que determinar el tratamiento a seguir y la forma de eliminar las verrugas.

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.