España ya cuenta con un fármaco indicado para controlar y retrasar la eyaculación precoz. Se trata de la dapoxetina, registrado por la farmacéutica Janssen-Cilag con el nombre de ‘Priligy’.

La Agencia Española de Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) ha autorizado la comercialización de este producto, que se puso a la venta desde el pasado 8 de julio en las farmacias y que necesitará la prescripción médica de un facultativo.

Según Antonio Fernández, director de Desarrollo de Negocio y Relaciones Institucionales de la compañía en España, existirán presentaciones de 30 y 60 miligramos que costarán 11,8 y 15 euros respectivamente por comprimido, y su administración (vía oral) debe hacerse entre una a tres horas antes de mantener una relación sexual.

La dosis no debe exceder de un comprimido al día. Sus efectos son rápidos, así como su posterior eliminación de la sangre, y es recomendable tomarlo con agua y evitar el alcohol, ya que los efectos depresivos de estas bebidas pueden potenciarse.

De otro lado, se han descartado interacciones con otros fármacos indicados para otros trastornos sexuales, como el viagra o cialis, y los efectos adversos detectados en los ensayos clínicos previos a su autorización fueron “leves y tolerables”. Los más destacados son dolor de cabeza, nauseas o mareos.

Aproximadamente entre el 30 y el 40% de los hombres sufren eyaculación precoz en algún momento de su vida, un trastorno sexual caracterizado por la dificultad del hombre en controlar la eyaculación durante sus relaciones sexuales, tanto antes como durante o después de la penetración.

Category
Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.