Un grupo de investigadores estadounidenses han logrado identificar el primer biomarcador que predice la respuesta de un paciente a los tratamientos para la hepatitis C.

Según el equipo del Centro médico de la Universidad de Duke, el nuevo marcador es un cambio único en una letra, una C en lugar de una T, en un segmento de ADN cerca del gen IL28B. Este hallazgo se realizó al estudiar el ADN de 1,671 personas que participaban en un estudio de tratamientos para la hepatitis C.

Además, de predecir quién tiene más probabilidades de responder al tratamiento y quién no, el biomarcador podría responder la interrogante del por qué las respuestas a los tratamientos para la hepatitis C varía tanto entre grupos raciales y étnicos.

“Para los genetistas, comprender la respuesta al tratamiento para la hepatitis C ha sido casi como un santo grial”, explica David Goldstein, autor principal del estudio y director del Centro para la variación del genoma humano del Instituto de ciencias y políticas genómicas de la Duke, en un comunicado de prensa de la universidad.

“Los efectos secundarios del tratamiento para la hepatitis pueden ser brutales, y casi la mitad de las veces, el tratamiento no erradica el virus. Este descubrimiento nos permite dar a los pacientes información valiosa que los ayudará a ellos y a sus médicos a decidir qué es lo mejor. De esto se trata la medicina personalizada”, añadió Goldstein.

La hepatitis C afecta a unos 170 millones de personas en todo el mundo, por lo general, el tratamiento conlleva 48 semanas de inferferon más el fármaco antiviral ribavirin. Los pacientes negros son menos propensos a responder al tratamiento que los blancos, mientras que los pacientes del occidente asiático parecen tener la mejor respuesta.

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.