El Gobierno chino ha lanzado un sistema nacional de donación de órganos gestionado principalmente por la Cruz Roja China con ayuda del Ministerio de Sanidad y comenzará a ponerse en práctica como proyectos piloto en diez provincias y ciudades.

“El sistema redunda en el interés público y beneficiará a los pacientes independientemente de su estatus social y riqueza”, ha explicado el viceministro de Sanidad, Huang Jiefu al diario China Daily.

Según informa el diario, la Cruz Roja será responsable de alentar a la población a donar sus órganos una vez muertos, llevando a cabo un registro de donantes, manteniendo una base de datos y supervisando la concesión de los órganos donados de acuerdo con una serie de principios fijados.

Por otro lado, este nuevo sistema también intentará hacer frente al tráfico de órganos, otro problema recurrente en China, pese a que una ley de 2007 prohíbe esta práctica y sólo permite las donaciones de personas vivas a familiares de sangre y esposas además de a personas “emocionalmente relacionadas” con el paciente.

Los proyectos piloto se llevarán a cabo en Shanghai, Tianjin, Fujian (Xiamen), Jiangsu (Nanjing), Hubei (Wuhan), Liaoning, Shandong y Jiangxi, y posteriormente el sistema será introducido a nivel nacional.

Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha aplaudido la iniciativa china. “Damos la bienvenida al énfasis puesto a la justicia en la obtención, concesión y transplante”, señaló Luc Noel, coordinador de procedimientos clínicos en el departamento de tecnologías sanitarias esenciales de la OMS en Ginebra, citado por el diario.

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.