Según un grupo de investigadores, la dermatitis atópica infantil puede asociarse a diferentes factores, entre ellos: pintar las paredes, cambiar el mobiliario y hacer cualquier tipo de reformas en casa durante el embarazo, además, los hongos que producen las humedades de las paredes también están asociados significativamente con este tipo de dermatitis.

El equipo del departamento de Medicina de la Universidad Nacional de Taiwán concluyó que el riesgo más alto de padecer dermatitis atópica infantil (70,1%) lo tenían aquellos niños cuyos padres también padecían la enfermedad y que, casualmente, durante el embarazo de la madre, habían coexistido dos situaciones en casa: humedades y reformas. Por el contrario, los casos con el mínimo riesgo correspondían a las niñas en las que no se daba ninguno de los anteriores condicionantes.

En el estudio se examinaron los casos de 20.687 bebés. Los estudiosos realizaron entrevistas a los padres para obtener información sobre los factores hereditarios y ambientales cuando los pequeños tenían seis meses de vida.

Estos datos, subrayan los autores del estudio, “nos permiten identificar a los bebés que tienen un riesgo elevado y nos da la posibilidad de aplicar medidas preventivas, siempre a nivel ambiental”.

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.