La contaminación acústica es uno de los males consecuencia del avance de la sociedad. Cada día el ser humano está sometido a los diversos ruidos de la ciudad, ya sean grandes o pequeñas, y que pueden llegar a resulta un problema que afecta gravemente la salud.

Un sonido molesto y constante puede llegar a generar afectaciones fisiológicas y psicológicas que comprometen el desarrollo de la vida diaria y afectan nuestro desempeño, descanso y concentración.

Las auditorias acústicas en Valencia y muchas otras ciudades de la península se realizan para garantiza que muchos de los espacios de entretenimiento, producción y actividad en general cumplan con las debidas normativas en relación al cuidado de sus espacio y los ruidos y vibraciones que estos generen y que pueden llegar a afectar a los vecinos y al ciudadano que circula y habita por el sector.

La contaminación acústica, especialmente la nocturna, puede llegar a ser un factor que afecte el descanso y la tranquilidad de las personas, siendo esto causante de molestias, reclamos y altercados entre los ciudadanos.

Fuentes de contaminación acústica

Las empresas de auditorías acústicas en Valencia determinan que las principales causas de contaminación acústica en la ciudad son:

  • La actividad industrial
  • El parque automovilístico
  • El sector construcción
  • Los animales
  • Las actividades lúdicas como bares, pubs y discos.

Límites saludables de ruido

La Organización Mundial de la Salud distingue los niveles de ruido que se consideran entre los rangos normales de aquellos que pueden ser un verdadero peligro para el bienestar de las personas. Entre estos encontramos:

  • Los ruidos muy bajos, aquellos que van entre 10 y 30 decibeles. Son por lo general el tipo de ruidos básicos y muy quedos de iglesias y bibliotecas con afluencia baja de personas.
  • Los ruidos bajos de entre 30 y 55 dB. Siendo considerado 50 el máximo deseable.
  • Los sonidos ruidosos. Cuando se sobrepasa los 65dB se considera que estamos ante la presencia de ruidos que exceden lo recomendado para el bienestar de la salud. Siendo los ruidos típicos de una ciudad cosmopolita de 80 dB, algo que ya sobrepasa lo realmente recomendado para nuestra salud auditiva.  

Las auditorias acústicas en Valencia: recomendaciones para una buena salud acústica

Son justamente las empresas que hacen las mediciones y estudios de auditorías acústicas en Valencia las que pueden ayudar a los comercios, industrias y locales a reducir los niveles de contaminación sonora a la que nos sometemos y vemos expuestos día y noche.

Como recomendación y obligatoriedad de las comunidades se exige que los locales e industrias cuenten con los respectivos certificados acústicos que permiten su operatividad de manera legal, esto en cuanto a la contaminación acústica.

Se hace necesario una gran inversión en materiales de aislamiento acústico en las construcciones más actuales, todo para garantizar que, si no es posible huir de los ruidos que la propia ciudad emite sea posible encontrar en nuestros hogares las zonas de paz y tranquilidad que tanto se desea para huir de este mal que resulta una realidad en las sociedades modernas y “avanzadas” de hoy.

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.