Suele pensarse que llevar una vida saludable requiere de sacrificios y restricciones. Sin embargo, no es tan complicado como parece, y contribuye para lograrlo una actitud positiva. Desde el blog de Saludbelleza te dejamos algunos consejos al respecto.

Cosas que debes hacer para tener una vida saludable

Si bien comer menos y no preocuparse tanto suele ser un buen resumen relacionado con una vida saludable, desde el punto de vista estrictamente médico se aconseja incorporar determinados hábitos para reducir los riesgos de muerte prematura.

En España, estas se producen principalmente por cardiopatía isquémica y cáncer de pulmón o de colon. También una patología que ocasiona problemas es el Alzheimer.

Por tales motivos, bien vale tomar algunas medidas que ayuden a llevar una vida más sana y prolongada. Verás que no resultan del todo complicadas de aplicar.

  1. Lactancia materna
    Empecemos por el principio. Para los bebés es fundamental, más allá de los nutrientes que incorpora, el aporte inmunológico y emocional. Además, se digiere fácilmente y contribuye al desarrollo maxilofacial. En cuanto a la mujer que amamanta, se ve favorecida en la contracción del útero y la pérdida del peso y la grasa que acumuló durante el embarazo.
  2. Dejar de fumar
    Con esta acción se reducen los riesgos de muerte prematura por infarto, ictus, cáncer, coágulos, aneurismas y otros problemas de salud.
  3. Seguir una dieta saludable
    Para lograrlo se debe reducir el consumo o eliminar directamente las grasas saturadas -presentes en alimentos preparados o congelados y en la bollería industrial-, la sal y los azúcares añadidos. También es importante limitar las comidas con mucho colesterol y las bebidas con alcohol. Lo recomendable es encarar una dieta variada, con alimentos ricos en fibra, frutas, verduras y proteína magra.
  4. Hacer actividad física
    Dejar de lado el sedentarismo y practicar algún tipo de ejercicio de forma regular contribuye al buen funcionamiento de nuestro cuerpo.
  1. Evitar el sobrepeso
    Ten presente que para lograrlo no solo es importante la cantidad sino la calidad de los alimentos que ingieres. Y recuerda que la obesidad es uno de los factores de riesgo en el caso de las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.
Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.