Según un estudio sobre la eficacia de los programas de deshabituación en Inglaterra, los tratamientos contra la adicción a la heroína y el crack han mostrado buenos resultados, ya que gracias a estos, las cifras de ex toxicómanos han aumentado.

Dos tercios de los adictos a la heroína y al crack que se someten a terapia abandonan el consumo o lo reducen significativamente.

El estudio muestra la evolución de más de 14.000 pacientes que fueron tratados durante un mínimo de seis meses. Las cifras de abstinencia durante los 28 días previos a la última revisión clínica fueron muy elevadas: el 42% de los heroinómanos y el 57% de los consumidores de crack.

De otro lado, un buen porcentaje de quienes no lograron abandonar las sustancias lograron, al menos, reducir su consumo: el 29% de los adictos a la heroína y el 8% de aquellos que fumaban cocaína.

Pero aunque se vio buenos resultados en estos adictos, las tasas de éxito fueron inferiores entre quienes eran adictos a ambos estupefacientes.

“Si ya es difícil dejar una, todavía es más complejo cambiar de hábitos frente a dos sustancias altamente adictivas”, explican los autores del estudio.

Category
Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.