Un estudio, realizado por investigadores de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona, y promovido por la Unidad de Neurofarmacología del Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud de ese centro, ha revelado la conexión específica entre el consumo de cannabis y la pérdida de memoria.

“Aunque el efecto amnésico y los déficit de memoria que produce la marihuana no eran ningún secreto, no se conocían los mecanismos moleculares implicados, y es sobre lo que este estudio arroja ahora luz”, ha explicado Andrés Ozaita, profesor agregado de Farmacología de la UPF y uno de los directores de la investigación.

El trabajo, desarrollado en ratones, modificados genéticamente, demuestra que en los efectos amnésicos que produce la marihuana interviene una vía de señalización intracelular llamada mTOR, que actúa en la zona del Hipocampo en el cerebro, región asociada al control de las respuestas cognitivas.

Los trabajos realizados con los animales en laboratorio ponen de manifiesto que el déficit cognitivo producido por la administración de D9-Tetrahidrocannabinol (THC), principal componente psicoactivo de la marihuana, está mediado por los receptores cannabinoides CB1.

La investigación también demuestra que los mencionados efectos amnésicos conllevan a una síntesis de nuevas proteínas en el hipocampo, la cual es necesaria para crear la memoria que dura más de 24 horas.

“Se ha utilizado una metodología para medir la memoria a largo plazo, ver si el ratón recuerda o no lo que le había pasado 24 horas antes y comprobar los efectos del Tetrahidrocannabinol sobre los mismos”, señaló Ozaita.

Si se bloquean las vías de señalización que el cannabinoide pone en marcha se evitarían también sus efectos sobre la memoria. Con estos hallazgos, los investigadores se muestran confiados que éstos servirán para el desarrollo de estrategias contra la pérdida de memoria a consecuencia del consumo de cannabis.

El cannabis se administra como tratamiento en determinadas patologías como el cáncer, el sida, las migrañas crónicas o el glaucoma.

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.