La fisioterapia acuática viene ganando puntos en cuanto se refiere a la elección de terapias de recuperación. Los beneficios que ha demostrado en diferentes lesiones, ya sean a nivel físico o a nivel neurológico que afecte los movimientos, son comprobados, cada vez más, por los pacientes que recurren a ella.

Los especialistas refieren que este procedimiento ofrece ciertas ventajas frente a la convencional, entre ellas, el medio acuático reduce el peso del cuerpo humano, por lo que la movilidad se ve facilitada y los pacientes con falta de fuerza o con escasos movimientos se ven gratificados al percibir que su cuerpo puede moverse.

Además, la fisioterapia acuática suele reducir considerablemente el tiempo de recuperación, pues reduce la gravedad, el cuerpo pesa menos, el paciente se mueve más y se motiva más, para el fisioterapeuta la actividad es más fácil y así, se logran mejores resultados.

Esta terapia es recomendable en los tratamientos de lumbalgias, desviaciones de columna, hernias, artrosis, osteoporosis, lesiones agudas como esguinces, parálisis cerebral, hemiplejías entre otras.

Category
Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.