Un reciente estudio, publicado en ‘Free Radical Biology and Medicine’, confirma que la vitamina C mejora la cicatrización de heridas y ayuda a contrarrestar las señales de envejecimiento causadas por agentes externos como la contaminación, los rayos ultravioleta o el tabaco.

Científicos de la Universidad de Leicester (Reino Unido) y del Instituto de Biología Molecular y Celular de Portugal han analizado los efectos que tiene un derivado de la vitamina C (el ácido ascórbico 2-fosfato) en los fibroblastos dérmicos, un tipo de célula que sintetiza colágeno para el proceso de cicatrización.

Los resultados del estudio, han revelado que la vitamina C aumentaba la proliferación de los fibroblastos y, en consecuencia, también podía mejorar la cicatrización problemática.

Marcus Cooke, principal autor del artículo, explica:
“Nuestro estudio muestra un mecanismo por el cual la vitamina C contribuye a mantener la salud de la piel. Primero, porque mejora la cicatrización de las heridas y, además, porque protege al ADN de la oxidación de los radicales libres”.

“Estimula la división de los fibroblastos y fomenta su migración a la zona de la herida. Además, también aumenta la capacidad de los mismos para reparar las lesiones del ADN producidas, por ejemplo, por las radiaciones solares”, manifiestan los responsables de esta investigación.

“No sólo previene y trata este tipo de daños, también ayuda contra el cáncer de piel”, añaden.

Category
Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.