(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Según un estudio publicado en el ‘British Medical Journal’, las mujeres embarazadas que toman antidepresivos durante los tres primeros meses de embarazo presentan un riesgo de dar a luz un bebé con defectos en el corazón.

Los científicos analizaron los cuatro antidepresivos más utilizados en la práctica clínica: sertralina, citalopram, paroxetina y fluoxetina y sólo los dos primeros fueron asociados con un defecto muy concreto del corazón, relacionado con el septo (unión entre la aurícula y el ventrículo de la izquierda y la aurícula y el ventrículo de la derecha del corazón).

Un grupo de investigadores de la Universidad de Aarhus, Dinamarca, estudió los casos de cerca de 500.000 niños nacidos entre 1996 y 2003 en dicho país. Observaron que la prevalencia de los defectos septales de los pequeños aumentaba en aquellos cuyas madres tomaban inhibidores de la recaptación de la serotonina, concretamente sertralina y citalopram, durante los tres primeros meses, periodo donde el feto se está formando y pueden producirse malformaciones.

“Los resultados son importantes en cuanto a que relacionan el uso de determinados antidepresivos con un aumento de la prevalencia de problemas septales “, comenta Christina Chambers, profesora de la Universidad de California en San Diego y autora del editorial que acompaña la investigación.

A tomar en cuenta el riesgo-beneficio en la ingesta de antidepresivos durante el embarazo. Consulta con tu especialista los riesgos que corre tu bebé en el vientre.

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *