La Uña de Gato, es una planta en forma de liana que se encuentra en la parte de la Amazonía Peruana, se eleva hasta unos 35 mts aproximadamente en busca de luz solar apoyándose en árboles de gran altura a los cuales se adhiere por medio de grandes y puntiagudas espinas en forma de uña.

Ya en Europa se ha comprobado su acción contra enfermedades virales, gracias la fortalecimiento del sistema inmune en los pacientes alérgicos o afectados por el sida y también su empleo como terapias adicional contra el cáncer.

Entre sus propiedades, la uña de gato actúa como un reconstituyente celular. Ha demostrado su efectividad en el tratamiento de enfermedades como: alergias, artrosis, artritis, reumatismo, gastritis, ulceras, bursitis, tromboflebitis, desinflama la uretra y los testículos, coadyuvando al libre acceso en la próstata.

Refuerza el sistema inmunológico, previniendo el desarrollo de procesos infecciosos de cualquier origen. Posee una importante acción citostática deteniendo el crecimiento de células malignas del cáncer.

Para prepararlo, de sus hojas y flores, añadir 30 gramos a un litro de agua hirviendo, retira del fuego y deja reposar por unos 5 minutos. Filtrarlo y beber 3 tazas diarias.
De sus raíces, en un litro de agua hirviendo colocar 50 gramos de raíces cortadas en pequeños trozos, dejar hervir por 2 minutos, enfriar, colar y beber 3 tazas diarias fuera de las comidas.

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.