(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Por las sustancias que la componen, la Maca es un excelente reconstituyente y suplemento alimenticio. Este producto, proveniente de localidades altoandinas peruanas donde no e usa absolutamente ningún producto químico en su cultivo, retarda el envejecimiento y deterioro de los tejidos de la piel y demás órganos.

La importante cantidad de proteínas, minerales, vitaminas y carbohidratos aseguran una alimentación balanceada que mejora la actividad cerebral, por lo que constituye un alimento ideal para personas con alto desgaste mental.

Los componentes hormonales de la Maca ayudan a regular los ciclos hormonales de hombres y mujeres, lo que asegura un continuo y normal equilibrio de las hormonas que en general intervienen en el crecimiento, fertilidad, virilidad, lactancia y otras importantes funciones fisiológicas. Además se asegura que interviene positivamente en las complicaciones que se producen en los estados de la menopausia y el climaterio.

La Maca es una herbácea tuberosa de la familia de las cruciferas. El uso de este producto se remonta a épocas pre-incas, tiempo en le cual era usado por su lato valor nutritivo.

Estudios realizados sobre este producto, han demostrado que la Maca goza en su composición de proteínas y carbohidratos, ácidos grasos y fibras de alta calidad. Minerales (Calcio, Zinc, Yodo, Fósforo, Magnesio, Hierro) y vitaminas (B1, B2, B12, C y E).

Se conocen hasta 4 tipos de Maca, diferentes entre si por el color de la médula; crema, púrpura claro, púrpura intenso y negro.

La harina de Maca puede ser consumida mezclada con la leche, jugos, guisos, miel, yogurt o agregada a las sopas. Puede reemplazar en un 20 % a otras harinas en elaboración de dulces, galletas, croquetas, o mazamorras.

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *