Un grupo de investigadores australianos aseguran que consumir una dieta con niveles altos de carbohidratos y bajos en grasa ayuda a las personas a sentirse más felices que una alimentación con menos hidratos de carbono; pero con más carnes y lácteos.

Para desarrollar la investigación. Los estudiosos contaron con la participación de 106 adultos obesos o con sobrepeso de entre 24 y 64 años que vivían en Australia y que realizaron una de dos dietas durante un año: una de ellas con poca grasa y con muchos carbohidratos (pan, pasta, arroz) y otra con pocos hidratos de carbono y con mucha grasa.

Transcurrido un año, los investigadores hallaron que las personas que siguieron la dieta elevada en carbohidratos estaban menos enojadas, deprimidas y confundidas, caso que no ocurrió con las que siguieron el otro régimen.

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.