Un grupo de investigadores del Instituto Europeo de Investigación del Cáncer, halló cuatro variaciones genéticas que aumentan el peligro de contraer una de las principales formas de leucemia adulta, descubrimiento que confirma que los factores de riesgo de esta enfermedad sanguínea pueden heredarse.

Ahora, con los resultados de esta nueva investigación, los científicos conocen 10 modificaciones genéticas asociadas con la leucemia linfocítica crónica (LLC), el tipo más común de leucemia entre los adultos y que representa entre el 30 y el 40 por ciento de todas las formas de la enfermedad en los países occidentales.

Richard Houlston, director del estudio, manifestó que la nueva investigación confirma la existencia de un riesgo hereditario de LLC, y muestra que no se debe sólo a un gen sino a la acumulación de varios cambios genéticos.

“Una persona puede