(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Se trata de una herramienta virtual, que busca reducir o, en el mejor de los casos, frenar el consumo de alcohol en la juventud. La Universidad de Almería (UAL) está poniendo a prueba un programa ‘on line’, desarrollado dentro del propio campus, que pretende reeducar, modificar y prevenir el consumo abusivo de alcohol entre los adolescentes.

“Se trata de una iniciativa promovida por la Junta de Andalucía. Hemos conseguido desarrollar un ‘software’ para su uso dentro de las aulas que pretende informar primero de los riesgos del uso de bebidas alcohólicas y, segundo, proporcionar procedimientos específicos para que a los alumnos no sean tentados al consumo y sepan decir que no”, explica Inmaculada Cubero, investigadora del departamento de Neurociencia y Ciencias de la Salud en la UAL.

Dirigido a escolares de secundaria, este ‘software’ (www.alado.es) consta de 24 lecciones, que se desarrollan una por semana, con un tiempo de dedicación aproximado de 45 minutos. “Un total de cinco centros escolares están actualmente participando en la investigación. Lo que pretendemos es que, si resulta eficaz, se incluya dentro del programa curricular de las escuelas. Los alumnos realizan las sesiones con la supervisión del personal docente que decide cuándo deben dedicarse a esta actividad”, manifiesta Cubero.

En el programa, se simula a dos amigos en una discoteca. Uno incita al otro a que se tomen juntos una cerveza. Este último, que conoce las consecuencias negativas tanto físicas como psíquicas de estas bebidas, pide consulta a la persona que se encuentra al otro lado del ordenador (el alumno) sobre qué decisión tomar.

A través de esta ‘encrucijada’ y junto con la respuesta a otras 28 preguntas, ALADO comprueba los conocimientos que tiene el internauta sobre el alcohol. Posteriormente, y si el alumno lo desea, puede exponer sus reflexiones en un foro. Tras el cuestionario, también es posible, y de forma voluntaria, acceder a una plataforma con extensa documentación, para adquirir conocimientos y resolver cualquier duda.

Uno de los aspectos que resaltan sus creadores es que el sistema pretende también actuar sobre padres y profesores, a través de su participación en esta herramienta educativa.

“Estamos ante un proyecto educativo pionero, pero también piloto, cuando sepamos si funciona será el momento de ponernos en contacto con otros organismos e instituciones con el fin de que se desarrolle en toda regla”, finaliza la profesora. Alcoholismo

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *