La Asociación del Corazón de Estados Unidos ha recomendado al país reducir “drásticamente” el consumo de azúcar en su dieta. La medida surge al comprobar que, de media, cada estadounidense consume 90 gramos de azúcar, casi cuatro veces más que los 25 gramos diarios aconsejados para las mujeres y más del doble de los 37,5 recomendados a los hombres.

Las investigaciones se ha orientado principalmente en el mercado de las bebidas gaseosas, que se estima mueve más de 80.200 millones de euros cada año, al que señalaron como “la fuente número uno de azúcar añadida en la dieta estadounidense”.

“Por primera vez hemos hecho recomendaciones específicas sobre la cantidad de azúcar que puede consumirse en una dieta saludable para el corazón”, ha comentado la autora de la investigación, Rachel Johnson.

“El exceso de azúcar no sólo hace a los estadounidenses más obesos, sino que también es culpable de la diabetes, tensión arterial elevada, enfermedades coronarias y ataques cardiacos”, señala el informe publicado en la revista ‘Circulation’.

Al respecto, la industria azucarera de EEUU, ha declarado estar “muy decepcionada” por el informe, el cual muestra una directa relación entre la ingesta de azúcar y la salud coronaria.

De otro lado, la Asociación de Fabricantes de Refrescos Estadounidenses señaló que las bebidas edulcoradas con azúcar “no representan un riesgo particular para la salud”.

Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *