Entre las variedades de mieles que se usan desde la antigüedad y que hoy proliferan en el mercado, la miel de brezo es una de las menos conocidas pero cuyas propiedades y características la diferencian y hacen una miel muy particular por sobre otras.

Revisemos algunas de esas particularidades que nos permitirán conocer y apreciar la  miel de brezo, para así incorporarla en nuestro consumo y uso extendido.

Conociendo la miel de brezo

  1. La miel de brezo proviene de la libación que hacen las abejas a la planta Calluna vulgaris, o llamada comúnmente brezo o brecina. A esta planta también se le conoce en la península como “Urz” siendo así mismo el nombre de un pueblo en la provincia de León.
  2. El arbusto se da naturalmente en zonas áridas, donde el agua no es precisamente necesaria. Se adhieren muy bien a la roca ya que posee raíces fuertes. Su presencia permite que las abejas lleguen a zonas que comúnmente no frecuentarían.
  3. La miel de brezo es una de las más oscuras y resulta bastante densa en comparación a las demás. Cuando su tono se presenta más claro puede tener unos tonos rojizos muy interesantes.
  4. Este producto también tiene unas propiedades que conjuga los beneficios de la miel con los de la propia planta, por ejemplo, como antiséptico. El propio brezo posee esas características como diurético y antiséptico de las vías urinarias, por lo cual su uso se recomienda cuando hay infección en la vejiga/orina o hasta cuando se sufre de cistitis. En resumen, es ideal para limpiar el tracto urinario.
  5. Otra de sus propiedades y que la hace excelente para la salud es que actúa como un excelente vigorizante. La miel de brezo posee un alto contenido de vitaminas y minerales que constituyen una fuente de energía natural y sana. Una cucharadita al día, especialmente cuando se siente en extremo agotado o entumecido al cuerpo actúa como un reactivador del sistema, sustituyendo al azúcar en esta tarea.
  6. Una de las mejores características y que estimula su consumo es la de ayudar en los procesos digestivos. Sin duda la miel de brezo por sus propiedades ayuda en la recomposición de la flora intestinal.
  7. Es perfecta como antidiarreico.
  8. Cuando se combina con cítricos, como el jugo de limón, ayuda a combatir los efectos de la irritación de garganta y a calmar la tos. Como todas las mieles, la de brezo también ayuda en los cuadros víricos que pueden alterar el sistema respiratorio.
  9. Un excelente producto de miel de brezo es muy efectivo en el combate de enfermedades cardiacas. Así que, para aquellos con arritmias o anginas de pecho, su uso es altamente recomendado.
  10. En España hay una producción de miel de alta calidad. Muchas de las producciones artesanales de miel de brezo son consideradas de categoría mundial.

Como ves el consumo de esta miel beneficia en un amplio espectro la salud. Incorporarla a tu dieta no cuesta mucho y será fundamental en tu mantenimiento general del organismo y en endulzar un poco más todos tus días.

Category
Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.