Según un estudio realizado por un grupo de Investigadores de la Universidad Dental y Médica de Tokio y la Universidad de Kanazawa en Japón, el estrés es capaz de volver el pelo blanco a través de los daños que causa en las células madre de los folículos pilosos.

Estos científicos han descubierto que la clase de ‘estrés genotóxico’ que daña al ADN agota las células madre de los melanocitos de los folículos pilosos que son los responsables de producir estas células productoras de pigmento. En vez de desaparecer, estas células madre se diferencian formando melanocitos maduros.

Dirigidos por Emi Nishimura, los investigadores habían seguido antes la pérdida del color del pelo hasta la gradual desaparición de las células madre que mantienen un suministro continuo de nuevos melanocitos, que proporcionan al cabello su color.

Estas células madre especializadas no sólo se pierden sino que se convierten en células de pigmento y en el lugar erróneo. Según los estudiosos, estos descubrimientos apoyan la noción de que la inestabilidad genómica es un factor importante que subyace al envejecimiento en general.

El estrés en las células madre y los fallos de mantenimiento del genoma han sido también implicados en la disminución de la capacidad de renovación de los tejidos y la aparición acelerada de características asociadas al envejecimiento.

Los autores concluyen que el encanecimiento del cabello, el fenotipo más obvio del envejecimiento, puede estar causado por las respuestas al daño genómico a través de la diferenciación de las células madre.

Category
Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.